Volvemos…y pedimos Respeto

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

La libertad de prensa sigue siendo un indicador importante de la transparencia y los valores democráticos de un país. Por lo tanto, nos permite emitir una serie de señales de alerta, en particular con respecto al riesgo de propagación a otros canales que aseguren la correcta implementación de los valores democráticos.

La libertad de prensa o la libertad de los medios de comunicación es el principio de que la comunicación y la expresión a través de diversos medios, incluidos los medios impresos y electrónicos, especialmente los materiales publicados, deben considerarse un derecho que se ejerza libremente. Tal libertad implica la ausencia de interferencia del Estado. Esto implica la prohibición de la censura previa. Su preservación puede obtenerse a través de protecciones constitucionales.​

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948 establece: ​Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Translate »