José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, ha asegurado que se sancionará “con la máxima dureza” permitida por la ley el incumplimiento del uso de la mascarilla

José Manuel Franco, imaginamos qué les suena por la polémica, ya qué el mismo fue citado por una magistrada qué comenzó una investigación, tras admitir una denuncia presentada por un particular por el presunto delito de prevaricación administrativa por permitir manifestaciones entre el 5 y el 14 de marzo día en el que se declaró el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, obviando las recomendaciones de organizaciones sanitarias, como el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, que emitió seis días antes de la marcha de la Mujer un informe en el que alertaba del riesgo de contagio. Finalmente la causa fue archivada, y más tarde la Asamblea de Madrid reprobó, con los votos a favor de PP, Cs y Vox, la actuación política del delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, por su gestión de la crisis del Covid-19 y al que acusan de “dejación de funciones”.

El mismo José Manuel Franco qué en su defensa dijo en una entrevista a medios de comunicación: “He intentado ser elegante y no responder a ataques brutales e injustificados”.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha asegurado hoy lunes que se sancionará “con la máxima dureza” permitida por la ley el incumplimiento del uso de la mascarilla en la concentración de críticos con las medidas de protección frente a la pandemia celebrada este domingo en la Plaza de Colón.

“Siempre hay algún descerebrado, en este caso bastantes, por desgracia, que incumple las normas, pero lo que si quiero dejar perfectamente claro es que se sancionará con la máxima dureza que nos permita la ley”, ha declarado en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

Franco ha explicado que en el escrito de los organizadores para comunicar la convocatoria de la manifestación a la Delegación del Gobierno “no se reivindica la oposición a la mascarilla”, si bien “hablan de instrumentalización, de censura de prensa, de la instrumentalización de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, pero en ningún momento se dice nada en contra de la mascarilla”.

“Es más, ellos nos garantizan en su escrito la distancia social, incluso dicen que habrá personas recordándolo con carteles”, ha agregado Franco, para defender que “en principio no debería haber ningún motivo para prohibir dicha concentración”.

Asimismo, ha manifestado que no se plantearon disolver la manifestación ante la ausencia de mascarillas entre los asistentes, porque “el remedio podía ser peor que la enfermedad”, y ha defendido la necesidad de actuar “con objetividad, con mesura, con sentido común y, sobre todo, con proporcionalidad”.

“Yo creo que la Policía actuó con la proporcionalidad que se le exige y con la que suele actuar siempre y hubiera sido peor, a mi juicio, una carga por disolver esa manifestación”, ha agregado Franco, quien ha precisado que se impusieron más de 30 denuncias y que entre las personas identificadas se encuentran los propios organizadores.

Translate »