PABLO IGLESIAS ARREMETE CONTRA LAS MULTITUDINARIAS MANIFESTACIONES CONTRA EL GOBIERNO DE ESPAÑA

El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha afirmado que en España hay poderes políticos y mediáticos que no aceptan que Unidas Podemos esté en el Ejecutivo y que en algunos casos albergan incluso «deseos golpistas», pero que no tienen la capacidad «doblar la voluntad democrática» de los españoles.

Por eso, a los que «les da urticaria» verle en el Consejo de Ministros, les ha recomendado «pomadita«.

«A quien siempre ha mandado en este país le produce urticaria que gente como nosotros esté en el Consejo de Ministros, incluso después de todo lo que han dicho de nosotros, de todas las cloacas y de toda la presión. Ya sé yo que les da urticaria. Pues pomadita», ha dicho en una entrevista en el diario portugués ‘Expresso’.

Según ha indicado, hay «muchos sectores de las élites» que sienten ese rechazo y «dueños de medios de comunicación» que utilizarán sus medios para «tratar de influir». Sin embargo, considera que hay «más un deseo que una potencia real» de conseguir que Podemos no esté en el poder.

«¿Que hay deseos golpistas en algunos? Sí. ¿Pero que tengan alguna capacidad de tambalear los fundamentos democráticos de nuestra sociedad? No», ha declarado Iglesias, convencido de que esos grupos de poder no tienen posibilidades de «doblar la voluntad democrática» de los ciudadanos porque «no son tan poderosos como antaño».

PIDE A LA OPOSICIÓN QUE ACTÚEN COMO «PATRIOTAS»

Lo que ha lamentado son los «ataques» al Gobierno de coalición por parte de «la ultraderecha política y, sobre todo, mediática» dispuesta, en su opinión, «a romper todos los consensos y a asumir incluso formas de golpismo».

A Iglesias le gustaría que la oposición de derechas en España respaldase al Ejecutivo y se comportase con la «altura de Estado» que, a su modo de ver, demuestra la oposición en Portugal, donde también gobierna la izquierda.

«Nosotros no le vamos a pedir a la derecha que deje de ser oposición, pero sí les vamos a pedir que sean patriotas», ha dicho. Sin mencionar expresamente al PP y a Vox, ha acusado a una parte de la derecha de montar un «espectáculo deleznable» y la ha avisado de que muchos de sus votantes no están entendiendo «las posiciones ultras de algunos de sus dirigentes».

Miles de personas han participado durante días con caceroladas en toda España y el sábado en las manifestaciones convocadas por Vox contra el Gobierno que han recorrido las principales arterías de las capitales en vehículos el centro de las principales ciudades españolas.

Las concentraciones empezaron en Madrid, en el barrio de Salamanca, hace ya catorce días y se han extendido a otros puntos de la ciudad y del país, como Málaga, Valencia, Barcelona, Sevilla y Córdoba.

Translate »

Compare