Más de 60.000 personas participan en la manifestación reivindicativa y festiva del Pride de Torremolinos, Málaga

El Pride de Torremolinos batió este pasado sábado récord de asistencia con más de 60.000 personas por las calles de la ciudad en la manifestación reivindicativa y festiva que puso el colofón a una semana de actividades culturales y sociales en la localidad, han informado desde el Ayuntamiento.

Personas de distintas partes del mundo asistieron para reivindicar los derechos del colectivo y para disfrutar de la fiesta de la diversidad con un desfile de 15 carrozas que partió desde el Ayuntamiento bajo el lema ‘Sin etiquetas. Por los derechos de la infancia y la adolescencia LGTBIQ+’ y culminó en el centro cultural Pablo Ruiz Picasso.

La alcaldesa, Margarita del Cid, ha destacado «el impacto económico de un evento que ha hecho que Torremolinos esté al 100% de ocupación hotelera, con un incremento notable de las ventas en la hostelería, al mismo tiempo que se celebra la igualdad y la diversidad con respeto, con tolerancia y con libertad».

Ha valorado «muy positivamente» el nuevo emplazamiento de los actos del Pride en el centro cultural Pablo Ruiz Picasso. «Hemos tenido que improvisar por las obras en la plaza de La Nogalera pero me transmiten los colectivos que han estado encantados en un lugar más amplio».

Del Cid también ha destacado que este año «ha sido la primera vez que el Ayuntamiento ha contado con una carroza en la que han participado todos los vecinos y familias que lo han solicitado».

Desde el Consistorio han destacado que «el empuje turístico del Pride» se ha dejado sentir en el desfile de carrozas, con la participación de una decena de touroperadores «que han atraído a visitantes expresamente para participar en la manifestación».

Otro aspecto destacado que se ha comprobado estos días en Torremolinos es la recuperación del turismo internacional, «alcanzando unos niveles similares a los de 2019, en lo que respecta a la llegada de turistas británicos, franceses o canadienses», han apuntado.

Tras el desfile por las calles de Torremolinos tuvo lugar la lectura del manifiesto a cargo de Cloe Aicart, una niña de once años que junto a su madre se ha dado a conocer en redes sociales a través de las cuales intenta sensibilizar en cuanto al tema de la transexualidad, denunciando el ‘bullying’ del que ha sido víctima.

«Es por eso por lo que hoy quiero pediros y pedirle a la sociedad un cambio, para hacer de este mundo un lugar más inclusivo, amable, seguro y feliz. Para que todo esto sea posible necesitamos que se apruebe una ley trans estatal, que garantice la protección de nuestro derecho a poder ser, independientemente de nuestra edad», manifestó Cloe.

Las actuaciones de Divo, Soraya, Juanjo Martín y Butchqueens, con la presentación de Xenon Spain y Luis Rollán pusieron el colofón a un Pride «histórico», según el Ayuntamiento, apuntando que se ha confirmado a Torremolinos «como capital de la diversidad».

Translate »