El Gobierno prevé destinar un total de 118 millones de euros en el año 2015 para la adquisición de alimentos que ayudarán a cerca de dos millones de personas desfavorecidas

La ministra de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha adelantado que el Gobierno prevé destinar un total de 118 millones de euros en el año 2015 para la adquisición de alimentos que ayudarán a cerca de dos millones de personas desfavorecidas.

Así lo ha explicado García Tejerina en su intervención en el Senado en respuesta al senador socialista Jesús Martín, quien ha cuestionado que se hayan reducido en el año 2014 las entregas de estos alimentos al tiempo que ha instado a la ministra a no aprovechar la modificación del reglamento para apartar a las comunidades autónomas de la gestión del reparto de estas ayudas.

«Al final, con estos recovecos legales, los más perjudicados son los que más lo necesitan. La Administración Central debe utilizar todos los instrumentos pero respetar las competencias atribuidas en exclusiva a las comunidades. No utilicen la normativa para entrar en una vorágine centralizadora», ha aseverado.

En este sentido, García Tejerina ha recordado que a partir del año 2013 los planes de ayuda alimentaria en la UE han pasado a ser incluidos en la política social y cohesión –y no con cargos a la Política Agraria Común (PAC)–, además de participar el Gobierno con otra aportación.

Este modelo, fijado hasta el año 2020, deja por lo tanto la gestión de los recursos en manos de las subdelegaciones y no de algunas comunidades autónomas –como ocurría con la PAC– y por ello Tejerina ha asegurado que «nada tiene que ver la situación actual» con lo solicitado por Martín.

«Nada impide a la Generalitat hacer aportaciones previas y gestionarlas ustedes mismos», ha recordado, tras detallar las aportaciones de la Administración General del Estado.

Así, para el período 2014-20 el fondo de ayuda europea para familias desfavorecidas está dotado con cerca de 4.000 millones de euros, de los que España recibirá 565 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar las aportaciones anuales del Gobierno que, el año pasado «en tanto se cerraban los nuevos programas», destinó 40 millones de euros para poder mantener la ayuda del nuevo fondo.

Translate »