Corea del Norte lanza un nuevo misil balístico hacia el mar de Japón

Corea del Norte ha lanzado hoy jueves un nuevo misil balístico de corto alcance hacia el mar de Japón, también conocido como mar del Este, en respuesta al refuerzo de las actividades militares de Estados Unidos y Corea del Sur en la región.

Pyongyang ha disparado su primer misil en más de ocho días, cuando a principios del mes de noviembre llegó a lanzar un centenar de proyectiles, de los cuales uno traspasó la demarcación marítima que separa las dos Coreas por primera vez desde la guerra en los años 50, ha informado Yonhap.

El lanzamiento ha tenido lugar dos horas después de que Corea del Norte advirtiera de que tomaría acciones militares «más feroces» si Estados Unidos se apega a «su campaña para fortalecer la disuasión extendida a sus aliados regionales».

Esta nueva prueba por parte del Pyongyang escala aún más las tensiones en la región después de que en las últimas semanas Corea del Norte haya lanzado decenas de misiles balísticos en ensayos prohibidos por resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, en respuesta a las maniobras militares estadounidense-coreanas que considera un ensayo de invasión.

Estados Unidos, así como el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), ha compartido sus evidencias sobre que es «probable» que Corea del Norte lleve a cabo un ensayo con misiles nucleares, el primero desde 2017, después de haber observado una escalada de tensión en las últimas semanas.

Pyongyang promete responder decidida y abrumadoramente a las maniobras militares de Seúl y Washington

«Los ejercicios aéreos conjuntos a gran escala del enemigo son, de hecho, una provocación abierta que aumenta intencionalmente las tensiones regionales y, en particular, un peligroso ejercicio de guerra con una naturaleza muy agresiva dirigida directamente a nuestro país», ha afirmado el Gobierno norcoreano, según ha recogido la agencia KCNA.

Asimismo, ha calificado «todos los movimientos recientes y desafiantes» de Estados Unidos y Corea del Sur como «inaceptables» y «agresivos».

Por ello, y para demostrar «una voluntad completa y resuelta de responder a una situación desesperada», el Ejército de Corea del Norte habría llevado a cabo una simulación de un supuesto ataque a una base aérea surcoreana disparando cuatro misiles balísticos y lanzando 23 misiles tierra-aire en los últimos días.

Además, Pyongyang habría apuntado con uno de los misiles balísticos a «una isla deshabitada del frente», refiriéndose a la isla de Ulleung. El pasado miércoles el Ejército norcoreano disparó un proyectil que cayó cerca de dicha isla, activando la sirena aérea en algunas zonas de Corea del Sur.

«A través de la operación, las Fuerzas Armadas de Corea del Norte respondieron a fondo a los simulacros aéreos conjuntos del enemigo (…) La operación contramilitar llevada a cabo por el Ejército Popular de Corea es nuestra respuesta inequívoca de que nuestra respuesta será más completa y despiadada mientras persistan las provocativas», ha dicho el Ejecutivo norcoreano.

«El Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea reitera una vez más que responderá a todo tipo de ejercicios de guerra contra Corea del Norte del enemigo con medidas militares prácticas continuas, decididas y abrumadoras», ha añadido.

Comunicar

Asesoría estratégica en comunicación e imagen de marca. Especiales Fotográficos.

Contenido

Campañas de publicidad. Comunicación. Redacción. Publicaciones. Eventos. Diseño gráfico.

Desarrolla

Logotipos. Marketing digital. Desarrollo y diseño de páginas web. Creación y diseño de tiendas online.

Kim Jong Un promete construir un ejército invencible frente a sus enemigos

El líder norcoreano Kim Jong Un supervisó una inusual exhibición de sistemas de armas y prometió desarrollar unas fuerzas armadas “invencibles”, acusando a Estados Unidos de crear tensiones y de no tomar medidas para demostrar que no tiene intenciones hostiles hacia Corea del Norte, reportó la prensa estatal.

En un aparente intento continuo por crear una división entre Washington y Seúl, Kim también señaló que su objetivo de reforzar sus fuerzas armadas no va en contra de Corea del Sur y que no debería haber otra guerra entre los pueblos coreanos.

El desfile militar contó con simulacros de peleas entre soldados y ejercicios en los que se partían bloques de piedra y bates en la espalda de algunos reclutas. Kim Jong-un culpó a EEUU del origen de la disputa entre la dos Coreas.

Kim pronunció su discurso durante la “Exhibición de Desarrollo de Defensa ‘Autodefensa 2021’”, un evento para celebrar el 76to aniversario del Partido de los Trabajadores, el cual se cumplió un día antes. La prensa surcoreana reportó que es el primer evento de este tipo que realiza Pyongyang.

“Estados Unidos ha dicho con frecuencia que no es hostil hacia nuestro Estado, pero no existe evidencia basada en hechos que nos haga creer que no son hostiles”, dijo Kim, según la Agencia Central de Noticias Coreana. “Estados Unidos sigue creando tensiones en la región con sus criterios y acciones equivocadas”.

Al describir a Washington como una “fuente” de inestabilidad en la Península de Corea, Kim dijo que el objetivo más importante de su país es poseer una “capacidad militar invencible” a la que nadie se atreva a desafiar.

Kim acusó a Corea del Sur de hipocresía por asegurar que el desarrollo de armas norcoreano es una provocación mientras Seúl invierte enormemente en incrementar sus propias capacidades militares, incluyendo la adquisición de aviones furtivos estadounidenses de última generación. Sin embargo, aclaró que sus fuerzas armadas no están dirigidas a Corea del Sur.

“Repito que Corea del Sur no es contra quien nuestras fuerzas militares tienen que pelear”, declaró Kim. “Sin lugar a dudas, no estamos fortaleciendo nuestras capacidades de defensa por Corea del Sur. No deberíamos repetir la horrible historia de compatriotas utilizando la fuerza el uno contra el otro”.

DIGITAL NEWSPAPER OF MÁLAGA CITY

Periódico Digital De Málaga
Servicios Publicitarios Online

Donald Trump, dijo este lunes que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un «bajo las circunstancias adecuadas»

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este lunes que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un «bajo las circunstancias adecuadas» para disipar las tensiones sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

«Si me fuera apropiado reunirme con él, estaría absolutamente honrado de hacerlo», le dijo Trump a Bloomberg News en una entrevista. «Sólo, y lo reitero, bajo las circunstancias adecuadas, pero lo haría».

Una hora más tarde La Casa Blanca ha comunicado que por ahora no están dadas las condiciones necesarias para un encuentro entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que el encuentro no está programado por ahora, al tiempo que añadió que Kim debería mostrar señales de «buena fe», sin precisar cuales son.

Ningún presidente de Estados Unidos se ha reunido nunca con líder alguno de Corea del Norte, y la idea es extremadamente polémica. Sin embargo, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo este lunes que Estados Unidos primero tendría que ver cambios en el comportamiento de Corea del Norte antes de una posible reunión. «Tenemos que ver una disminución en su comportamiento provocativo inmediatamente», dijo Spicer. «Claramente, las condiciones no están dadas ahora mismo». Spicer también ofreció una explicación de la opinión de Trump, expresada a la CBS, según la cual Kim es «un tipo inteligente».

«Asumió el poder a una edad temprana tras morir su padre», aseguró Spicer. «Había muchas amenazas potenciales que podían haberlo vencido. Ha logrado liderar un país a pesar de las preocupaciones que nosotros y tantas personas tenemos. Es un joven que está liderando un país con armas nucleares».

El comentario de Trump sobre la posible reunión con Kim se produce cuando las tensiones han aumentado en los últimos meses entre Estados Unidos y Corea del Norte en un momento en el que Pyongyang ha tratado de avanzar en sus programas de misiles nucleares y balísticos y Washington ha hecho una demostración de fuerza en la región para disuadir su uso.

Una nueva prueba realizada por Corea del Norte vuelve a desafiar a la comunidad internacional

Corea del Norte ha vuelto a desafiar a la comunidad internacional con su quinta prueba nuclear, la segunda de este año, según confirmaron los Gobiernos de Corea del Sur y Japón. Esta es la principal hipótesis de Seúl para explicar un terremoto de magnitud 5,3 que se detectó en territorio norcoreano, un seísmo «artificial» cuyo epicentro se situó cerca del enclave donde el régimen acostumbra a realizar ensayos nucleares. Los medios norcoreanos no han confirmado la prueba ni sus resultados.

El terremoto ocurrió a las 9.30 hora surcoreana del viernes (0.30 hora GMT) cerca de la base de Punggye-ri, situada en el noreste del país, donde se realizaron las cuatro pruebas anteriores. La última de ellas fue en enero, cuando el régimen liderado por Kim Jong-un aseguró haber detonado con éxito una bomba hidrógeno.

«Teniendo en cuenta la localización y la magnitud de la actividad sísmica, es probable que el terremoto lo haya causado un artefacto nuclear», aseguró inicialmente una fuente del Gobierno surcoreano a la agencia oficial Yonhap. Horas más tarde, el ministerio de Defensa estimó que la explosión tuvo una potencia de diez kilotones. De ser así, este ensayo atómico podría convertirse en el mayor realizado hasta la fecha. La energía liberada por las bombasde Hiroshima y Nagasaki fue de 15 y 20 kilotones, respectivamente. El Ministerio de Medio Ambiente chino está midiendo los niveles de radiación a lo largo de su frontera con Corea del Norte, informó la televisión estatal CCTV.

El ensayo llega un momento de tensión en la península coreana. Hace pocas semanas que Estados Unidos y Corea del Sur acordaron desplegar el avanzado sistema antimisiles THAAD para hacer frente a los desafíos de Corea del Norte, algo que despertó recelos en China y que el régimen de Kim se tomó como una amenaza a su existencia. También después de una intensa actividad diplomática en la región tras la cual Tokio, Washington, Seúl y hasta Pekín han acordado cooperar para hacer frente a los exabruptos del régimen norcoreano.

Translate »