Un sueño cumplido en un mundo de hombres…

Hola a todos, escribo a este medio de comunicación para contaros mi historia.

Me llamo Rosa y soy la primera mujer que ha conseguido el título de retrocargadora en la Fundación Laboral de la Construcción de Sevilla y voy a haceros un pequeño resumen para contaros mi experiencia y todas las dificultades que me he encontrado en mi camino.

Ante todo, escribo esto para animar a todo el mundo a que realicéis vuestros sueños por muy difícil que os parezca, da igual que seas hombre o mujer, si te gusta algo ve a por ello como yo hice. Da igual que corresponda a un sector mayoritariamente masculino o femenino, ve a por ello y aunque te encuentres miles de puertas cerradas alguna se abrirá y sobre todo hay que concienciar a las empresas que da lo mismo el género del que seas, si tienes ganas, no os cerréis las puertas sin daros la oportunidad como a mí me ha pasado.

También actualmente soy la primera mujer en Andalucía y posiblemente de España que maneja y está a cargo de un molino triturador de materiales sólidos reciclados de demoliciones y obras varias para volver a reutilizarlos y así cuidamos el medio ambiente.

Hace años que quería entrar en el mundo de la maquinaria pesada y me llamaban loca, y tras muchas llamadas a empresas de Málaga pidiendo trabajo como aprendiz, todos me exigían un título como maquinista y veinte horas de movimientos de tierras.

El problema era que los cursos homologados eran demasiado caros, así que decidí estar atenta por si se ofertaban alguna subvención hasta que por fin llegó el día y conseguí entrar en uno de ellos a través de la Fundación Laboral de la Construcción.

El problema era que al residir en la provincia de Málaga, siendo el curso en Sevilla, pude conseguir mi titulo con el apoyo de mi gente. Y los kilómetros de Málaga a Sevilla no fueron ningún problema ya que mis ganas me podían. Desde la Fundación Laboral de la Construcción se portaron extraordinariamente bien. Al igual que mi profesor Miguel Maqueda, a los cuales les doy las gracias por tanto apoyo y a mis compañeros de curso.

Cuál fue mi sorpresa que tras tanto esfuerzo y con mi título en mano y mis prácticas de 20 horas, volví a llamar a aquellas empresas que me pidieron el curso y algunas de las excusas que me pusieron fueron tales como: Qué no podían contratar a una mujer porque distraería a los maquinistas, y excusas varias como que podía hacerme daño, que carecía de experiencia…

Mi sorpresa fue descomunal y mi decepción inimaginable y me quedó entonces muy claro que por el hecho de ser mujer y querer entrar en un mundo de hombres me costaría más de lo que pensaba.

Pedí ayuda a través de varios grupos de WhatsApp y Facebook donde tengo compañeros maquinistas, la gran mayoría me apoyaron y me facilitaron contactos y nombres de empresas…

Otra parte de estos maquinistas (una minoría eso sí) se lo tomaron a broma.

Llamé a muchísima gente y encargados de empresas hasta que un día ya estando totalmente desesperada y pensando que me tendría que poner nuevamente a limpiar, recibí una llamada que cambió radicalmente mi vida.

Era David, el encargado de Reciclados Roster y me preguntó si quería hacer una prueba, mi corazón pegó un vuelco. Al día siguiente fui a hacer la prueba con una mixta y una giratoria grande y en menos de una hora me dijeron que comenzaba a trabajar el lunes.

No me lo podía creer, David lo apostó todo por mí y mi jefe Sergio. A día de hoy sigo con ellos y tengo unos compañeros maravillosos que me apoyan y soy una más.

Allí me están enseñando a ser una gran maquinista, algo que tanto deseaba, y ahora estoy con una pala cargadora y cada día aprendo más y más gracias a ellos y no solo soy la primera maquinista titulada por Fundación Laboral de la Construcción de Sevilla, si no que gracias a Reciclados Roster soy la primera mujer molinera de Andalucía y posiblemente de España. No solamente manejo un molino triturador de materiales sólidos, si no también he aprendido el manejo de una criba. Cada día aprendo más y me siento más feliz y realizada y orgullosa , por ello mi agradecimiento público a la empresa Reciclados Roster, la cual apostó por mi condición laboral sin mirar mi género.

Desearía que las empresas dejen a un lado el hecho de que por ser mujer no se pueda ser igual de buena trabajadora que un hombre y conozco personas que no realizan sus sueños por miedos y por el machismo tan grande que aún sigue existiendo en este sector.

Por favor dejemos a un lado el hecho de ser hombre o mujer, y demos la oportunidad a las personas que de verdad quieren realizar sus sueños y metas, por eso os animo a todos a realizar vuestros sueños y por mucho que cueste no decaigáis porque cien puertas se cierran y una se abre.

Quiero terminar dando las gracias a este medio malagaes.com por ayudarme a contar mi historia y a David y Sergio por apostar por mi.

Muchas gracias por vuestro apoyo moral y por reconocer mi valía como mujer frente a un mundo laboral de hombres.

Translate »