Salud promueve la nutrición saludable y la dieta mediterránea en el Día Mundial de la Obesidad

Esta efeméride se celebra mañana 4 de marzo y se centra este año en promover acciones conjuntas para garantizar una vida más sana y longeva para la ciudadanía

La Consejería de Salud y Familias promueve la nutrición saludable y la dieta mediterránea en el marco del Día Mundial de la Obesidad, que cada año se celebra el 4 de marzo auspiciado por la Federación Mundial de la Obesidad. Bajo el lema ‘Todo el mundo tiene que actuar’, en 2022 esta efeméride pretende aumentar la concienciación sobre la obesidad como enfermedad; fomentar la promoción de la salud y mejorar las políticas a nivel local, regional y nacional para enfrentar la incidencia creciente de la obesidad, reducir el estigma enfrentado por las personas que viven con obesidad y cambiar los sistemas que contribuyen a la obesidad a través del mundo.

Con motivo del Día Mundial de la Obesidad 2022, el Plan Integral de Obesidad Infantil (PIOBIN), que impulsa la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, publica un nuevo material titulado ‘Infografía cesta de la compra’, para dar a conocer los pasos de una compra saludable y sostenible; facilitar la comprensión del etiquetado de los alimentos y ayudar a identificar las comprobaciones básicas para saber si un producto tiene un perfil nutricional saludable. Se dan las claves para interpretar la lista de ingredientes y para identificar los aspectos más importantes: azúcar oculto, exceso de azúcar o sal, calidad de las grasas y el tipo de cereales (refinados o integrales).


Para fomentar un modelo alimentario más saludable, justo y sostenible, es importante consumir de forma consciente e informada. Desde el PIOBIN se recomienda priorizar los alimentos de temporada, de proximidad, alimentos que se venden a granel y sin envases, especialmente de plástico por su difícil gestión.
La dieta mediterránea es un buen ejemplo de dieta variada, equilibrada, completa y sostenible, es decir, que aporta los nutrientes necesarios para llevar una alimentación saludable y es respetuosa con el entorno. Esta información estará disponible en la Red de la Sandía del PIOBIN (https://www.lareddelasandia.org) o a través del siguiente enlace: http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/Infografia_Cesta_Compra_2022_PIOBIN.pdf
Asimismo, en el marco de la nueva Estrategia de Promoción de una Vida Saludable en Andalucía, se promueve la dieta mediterránea a través del portal web Mi Guía de Salud y en el ámbito de los centros de salud, siguiendo las indicaciones de la Guía de recomendaciones sobre hábitos saludables en atención primaria.


La obesidad, un problema mundial


La obesidad es un problema mundial, uno que nos afecta a todos. Alrededor de 800 millones de personas viven con esta enfermedad, mientras que millones más corren el riesgo de padecer de la obesidad. Es una enfermedad compleja, con muchas causas de fondo en toda la sociedad.
Según la Federación Mundial de Obesidad, ésta afecta a casi uno de cada seis adultos en todo el mundo. Las personas con obesidad tienen más probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19, y es un factor de riesgo para otros problemas de salud. Los pacientes se enfrentan habitualmente a la estigmatización y tienen dificultades para acceder a la ayuda. En el tratamiento eficaz y la prevención de la obesidad los profesionales sanitarios pueden desempeñar un papel crucial, tanto si trabaja directamente en la atención a la obesidad como en el apoyo a quienes viven con ella.
La evidencia sobre la asociación entre la mortalidad por COVID-19 y la obesidad proporciona una nueva urgencia para la política y acción colectiva. La obesidad es una enfermedad que no recibe una priorización acorde con su prevalencia e impacto, lo que está aumentando más rápidamente en las economías emergentes. Esta enfermedad es una puerta de entrada a muchas otras enfermedades no transmisibles y enfermedad de salud mental y ahora es un factor importante en las complicaciones y la mortalidad de COVID-19.


La obesidad supone uno de los mayores desafíos de salud pública del siglo XXI y está aumentando más rápidamente en los países de ingresos bajos y medianos.
Los ambientes obesogénicos son ambientes que tienen efectos adversos sobre la nutrición y la actividad física. En la actualidad, vivimos en entornos donde domina la proliferación de alimentos de alta densidad energética, baratos y fácilmente disponibles (ultraprocesados), mientras que se reducen las oportunidades para estar físicamente activo, lo que en consecuencia provoca un aumento de peso excesivo. Por lo tanto, la obesidad no es una cuestión de fracaso personal y de responsabilidad individual, sino una enfermedad que se desarrolla en respuesta a un entorno obesogénico.

DIGITAL NEWSPAPER OF MÁLAGA CITY

Periódico Digital De Málaga
Servicios Publicitarios Online

You might also like

Translate »

Compare