LOS EFECTOS DEL COVID-19 EN EL TRABAJO AUTÓNOMO ANDALUZ

Tras decretarse el Estado de Alarma del pasado 14 de marzo, en los foros de todos los ámbitos, la situación generada para el colectivo de los trabajadores autónomos ha sido uno de los principales temas de debate. Se planteaba un escenario hasta ahora nunca vivido: paralización casi al completo del país. Y con ello de su tejido productivo principal, los autónomos y autónomas, el colectivo más vulnerable, apuntaba a ser uno de los mayores damnificados de esta crisis.

Desde este primer momento, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos no ha parado de realizar aportaciones, tanto al gobierno de España, como Junta de Andalucía, como a administraciones locales, para que ningún autónomo se quede atrás. Además, todas nuestras sedes han estado y están al servicio del autónomo, autónoma o profesional que necesite aclarar su situación, de forma telemática y telefónica.

Pues bien, una vez publicados los datos por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Andalucía se sitúa con 530.005 trabajadores autónomos registrados en el sistema, llegando a perder 8.804 efectivos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en nuestra Comunidad, respecto al mes anterior. Unos resultados que eran de esperar debido a la crisis producida por el Covid-19. Esto supone un descenso mensual de 1,63% en el RETA en Andalucía.

Ines Mazuela secretaria general de UPTA Andalucía señala que “no son suficientes las medidas adoptadas por el gobierno de España en favor de los trabajadores y trabajadoras autónomos. Hay aspectos que deben mejorarse. Es fundamental que se flexibilice el acceso a la prestación extraordinaria por cese de actividad para evitar el aumento de bajas, especialmente en el mes de abril”.

En la situación actual de crisis que nos encontramos, el principal problema de nuestro colectivo es la falta de liquidez y tesorería. Por esto, Mazuela apunta que “desde UPTA estamos trabajando para solicitar al gobierno que se mejoren algunas de las medidas aprobadas como las ayudas a los alquileres, entre otras”.

Por provincias, Málaga es la que ha sufrido la mayor descenso (-2.803) autónomos, seguidas de Sevilla (-1.702), Granada (-1.182), Cádiz (-1.160). Esto coincide con las provincias más afectadas por el Covid-19 en Andalucía y más dependientes del sector turístico, uno de los principales sectores afectados por esta crisis a nivel mundial. Por otro lado, las provincias con un descenso menos acentuado han sido Almería (-814), Jaén (-638), Huelva (-359) y Córdoba (-146).

Desde UPTA Andalucía, instamos en la necesidad de que la Junta de Andalucía, Las Diputaciones provinciales y los Ayuntamientos andaluces ayuden al colectivo de autónomos y autónomas y complementen las medidas acordadas por el gobierno de España. Sólo así evitaremos la difícil situación de la gran mayoría de trabajadores autónomos afectados por esta crisis y que están sufriendo graves pérdidas porque sus negocios han tenido que bajar la persiana.

Translate »