La Junta pone en servicio la reurbanización y la fuente de la Plaza de la Solidaridad de Málaga

Esta actuación compensatoria por las obras del Metro malagueño ha tenido un presupuesto de 733.371 euros.

La céntrica Plaza de la Solidaridad de Málaga adquiere una imagen final renovada, una vez puestas en servicio las actuaciones complementarias para la reposición y ejecución de su glorieta, casi doce años después de que entrara la maquinaria para la ejecución del Metro de Málaga en su tramo Renfe-Guadalmedina. El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, acompañados por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, han presenciado la puesta en servicio de esta intervención, con el colofón final de la entrada en funcionamiento de la nueva fuente, concluyéndose así una inversión de 733.371 euros llevada a cabo en esta obra, iniciada el pasado 11 de enero, y promovida por la Consejería de Fomento.

El céntrico entorno de la Plaza de la Solidaridad de Málaga, situado en la intersección entre la Avenida de las Américas, Paseo de los Tilos, Callejones del Perche y la calle Gabriel Celaya, fue uno de los puntos de la capital malagueña en los que las obras del Metro de Málaga se prolongaron más en el tiempo, más de una década. En concreto, desde el año 2009, con motivo del inicio de las obras del tramo Renfe-Guadalmedina del suburbano. La presencia en dicha glorieta de un área de acopio e instalaciones auxiliares de la obra, incluida una rampa de ventilación del túnel, condicionó la permeabilidad de la zona, restando visibilidad y accesibilidad al entramado de comercios y centro comercial radicados en las proximidades, a lo que hay que sumar las interrupciones que lastraron la construcción de este tramo (Renfe-Guadalmedina), con varias paralizaciones y cambio de contratista tras la resolución del contrato originario.

“De nuevo, como ya sucedió en 2019 con la reposición del Puente de Tetuán y el lateral norte de la Alameda Principal, o con la Avenida de Andalucía en 2020 y, ya en julio del presente año, con la restitución de Armengual de la Mota, el nuevo Gobierno de la Junta ha cumplido con sus compromisos con Málaga, saldando así una deuda histórica al despejar y urbanizar todas las zonas del centro urbano que, incomprensiblemente, permanecían ocupadas por las obras del suburbano”, ha explicado Marifrán Carazo.

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha destacado que la puesta en servicio de la reurbanización y la fuente de la Plaza de la Solidaridad es un ejemplo más del compromiso del Gobierno andaluz con Málaga y su provincia. “Devolvemos a los malagueños estas zonas del centro urbano que incomprensiblemente han estado durante muchos años ocupadas por las obras. Lo que hoy inauguramos es un ejemplo más de la reactivación de la obra pública en Málaga y en Andalucía por parte del Gobierno andaluz“.

Fiel al compromiso del nuevo equipo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en la presente legislatura, la liberación del entorno de la Plaza de la Solidaridad fue una prioridad, constituyendo además el primer hito de restitución del viario público ocupado por el suburbano en el centro de la capital, hecho que se produjo el 1 de abril de 2019. A continuación se procedió a consensuar con el Consistorio la solución final para renovar la imagen urbana de dicho entorno, y a efectuar la licitación, adjudicación e inicio de estas obras el pasado enero.

La actuación llevada a cabo, bajo la dirección y gerencia de obra de la Agencia de Obra Pública, ha supuesto la intervención en una superficie de 1.320 metros cuadrados, de forma circular de 41 metros de diámetro. De un lado, ha sido necesario acometer la reposición de servicios afectados, como la correcta integración del pozo de ventilación del túnel del metro en la plaza de la Solidaridad, cuya protección se ha materializado con la colocación de paneles tipo tramex, a modo de rejillas de ventilación integradas en el viario, y fabricados con plástico reforzado con fibra de vidrio para evitar su corrosión con el agua y cloro de la fuente. Pero la actuación principal ha sido la ejecución de la nueva fuente que preside la glorieta, y que consta de un vaso circular de 37,7 metros de diámetro, con una altura de lámina de agua de 40 centímetros y un volumen estimado de agua de 325 metros cuadrados en su interior. Para la más óptima urbanización, el vaso de la fuente se ha revestido de un material impermeabilizante de mortero continuo en color blanco, y el perímetro del vaso de la fuente se ha revestido con una banda continua de 2,5 metros de anchura de vegetación confinada mediante un bordillo de granito. La vegetación consiste en un tapiz de césped plantado con sistemas de riego integrados.

Uno de los valores diferenciales de esta fuente son los juegos de agua que se realizan desde el mencionado pozo de ventilación, desde el que se crean efectos de cortina de agua con una longitud de casi 50 metros y desde una altura de 1,2 metros por encima de la lámina de agua. La nueva fuente ha requerido de la ejecución de una caseta enterrada para la instalación de los equipos de bombeo, automatismos y filtros, imprescindibles para su óptimo funcionamiento y mantenimiento. El Ayuntamiento, a través de la Empresa Municipal de Aguas de Málaga (EMASA), llevará a cabo dicho mantenimiento y el de la escultura que se ubique en los próximos meses en la fuente.

Además, para potenciar la visibilidad nocturna de la fuente, la misma consta de 52 proyectores subacuáticos de luz blanca, treinta de los cuales se levantan en el perímetro del vaso y los otros 22 bajo la cortina de agua.

Además, una de las mejoras incorporadas al proyecto, por petición expresa de EMASA, ha sido, entre otras, la automatización y telegestión de la fuente y sus instalaciones auxiliares con la implantación del sistema SCADA, que es una herramienta de automatización y control industrial para la gestión y supervisión mediante una aplicación informática. Este sistema permitirá a Emasa controlar y supervisar el estado de la fuente desde el centro de mando de la planta potabilizadora de El Atabal. Ésta y otras mejoras a requerimiento de EMASA, que permitirán reducir los costes de mantenimiento, implicaron una modificación del proyecto y del contrato de obra, en paralelo a la propia ejecución de las obras, que ha supuesto un presupuesto adicional de 110.815 euros, cuantía que ha elevado el presupuesto final hasta los 733.371 euros.

Translate »