Justin Lerner presenta Cadejo blanco para ofrecer una mirada diferente de la violencia en Centroamérica y ayudar a las víctimas a buscar una salida

Para Lerner es la primera vez que una película retrata de verdad la violencia en Centroamérica sin caer en estereotipos y teniendo en cuenta el punto de vista real de sus protagonistas

El director estadounidense Justin Lerner ha presentado su nuevo largometraje Cadejo Blanco, que compite en Sección Oficial con una historia basada en hechos reales para ofrecer al público una mirada diferente de la violencia en Centroamérica y ayudar a las víctimas a buscar una salida.

En rueda de prensa, Lerner ha explicado que esta coproducción estadounidense y guatemalteca es fruto de tres años de un amplio trabajo de investigación. Ha relatado que se trasladó a Puerto Barrios –ciudad de Guatemala- en busca de gente real, personas involucradas en el crimen para entrevistarles y documentarse minuciosamente de su cruda realidad. Tras más de tres años viviendo allí, comenzó a construir el guión, sustentado por estos testimonios. Una vez culminado, volvió a Puerto Barrios para presentarlo a todos sus entrevistados y colaboradores que le habían introducido en el mundo de la violencia.

Su productor Pedro H. Murcia ha revelado que el casting respondió a una estrategia de “Street casting”, es decir, buscaron a sus personajes directamente por las calles durante todo un año. Querían personas afrocaribeñas, naturales de Puerto Barrios, que transmitieran una sensibilidad especial con su mirada y las encontraron. Además, los propios entrevistados les pidieron formar parte del reparto porque querían interpretar a esos personajes inspirados en sí mismos. Por este motivo, la cinta mezcla a gente real con actores profesionales, como Karen Martínez.

El objetivo que ha perseguido su director ha sido mostrar la otra cara de la violencia, es decir, cómo afecta a las personas en sus relaciones familiares, cómo afrontan las pérdidas, cómo toman decisiones en su día a día, ya que considera que hasta el momento ninguna película ha sido capaz de retratar la violencia en Centroamérica sin caer en estereotipos y teniendo en cuenta a la gente real que convive con el crimen a diario.

Por este mismo motivo, Martínez ha insistido en la importancia de establecer vínculos sólidos con estos actores que no eran profesionales. Ha destacado que lo más interesante del proceso de interpretación ha sido establecer las relaciones humanas con el resto de actores. No significa solo que se convirtiesen en amigos, sino que se respetaba el punto de vista del resto del reparto, aunque no fuesen profesionales, para interiorizar su testimonio de vida y experiencia real a la hora de interpretar las escenas. Se esforzó en hacerlos sentir cómodos, ha recalcado.

En el reparto le acompañan Rudy Rodríguez, Brandon López, Pamela Martínez, Juan Pablo Olyslager, Rudy Wilfredo Urrutia y Yolanda Coronado. Lerner ha manifestado que los personajes eran tan reales que hasta algunos murieron durante el rodaje. De ahí que este largometraje también cumpla otro objetivo, como es el de ayudar a las víctimas a buscar otras formas de vida para escapar de un contexto tan desesperanzador.

Por último, el director ha explicado que el cadejo es una figura del folklore guatemalteco, un perro que es una guía espiritual. Y le pareció una metáfora maravillosa para el viaje que emprende Sarita en busca de su hermana y denominar así a su película.

La historia se sitúa en una noche después de una fiesta, cuando la hermana de Sarita desaparece. Convencida de que Andrés, el peligroso exnovio de su hermana, tiene algo que ver, Sarita se convierte en su amiga y se infiltra en su pandilla. Con una determinación inquebrantable por descubrir la verdad, Sarita se involucra cada vez más con Andrés y el mundo implacable de su pandilla.

Agencia De Publicidad, Comunicación, Fotografía Y Diseño Gráfico

Tarifa
2022

Periódico Digital de Málaga
Servicios publicitarios online

Translate »