Cómo detectar a un depredador sexual de niños en tu barrio

Los depredadores sexuales caminan entre nosotros. Son tanto hombres como mujeres, son tanto jóvenes como mayores, y son de todo tipo de ocupaciones, clases económicas y antecedentes demográficos. 

Los delincuentes sexuales suelen ser presentados como individuos impulsivos, incapaces de controlar sus pensamientos o su comportamiento. Algunos lo son; pero las investigaciones indican que esto no siempre es cierto. 

 Un estudio comparativo del comportamiento de caza de violadores y abusadores de menores» reveló que muchos depredadores sexuales controlan sus facultades y toman decisiones racionales.

Dicho estudio clasifica a los delincuentes sexuales en tres tipos: manipuladores, oportunistas y coercitivos. Descubrieron que los pederastas son más propensos a ser manipuladores, dirigiéndose a víctimas conocidas con las que ya tienen una relación, a diferencia de los desconocidos.

El objetivo es evitar que se forme una relación con un depredador de niños para empezar. Desgraciadamente, algunos depredadores ya están empleados en trabajos que implican trabajar con niños. Pero no todos. Muchos depredadores se hacen amigos intencionadamente de padres con niños dentro de su rango de edad. Usted debe ser capaz de detectar a estos delincuentes antes de que se introduzcan en su vida y en la de sus hijos.

Detectar el comportamiento de los depredadores

No puede identificar a un depredador sexual con la mirada; se esconden a la vista. En su barrio, en su lugar de trabajo, en la escuela de su hijo. Aunque no pueda identificarlos visualmente, a veces puede detectarlos por su comportamiento. En su afán por establecer vías de acceso a las víctimas, los depredadores traspasarán los límites de las relaciones interpersonales tanto física como emocionalmente. He aquí algunas pistas a las que hay que prestar atención.

Muchos depredadores ya viven o trabajan en un ámbito en el que saben qué vecinos o compañeros tienen niños pequeños. Algunos eligen vivir en zonas donde hay muchas familias jóvenes y parques infantiles. Sin embargo, fuera de sus contactos conocidos, los depredadores siempre están atentos a posibles víctimas. En consecuencia, una de las formas más sencillas de proteger a su familia en público, tanto dentro como fuera de Internet, es evitar anunciar a los desconocidos que tiene hijos pequeños.

El peligro de los extraños: Conversación artificiosa

Muchos adultos entablarán conversación con su hijo delante de usted, preguntándole por su edad, o su nombre. Este contacto inocente no suele ser motivo de sospecha. Pero desconfíe de los extraños que entablan una conversación con su hijo cuando usted no está presente. Desconfíe especialmente de cualquier persona que le pida ayuda o indicaciones a su hijo, incluso si lleva un traje de negocios u otra ropa profesional. Este tipo de acercamiento debería ser una estratagema notoriamente transparente para acceder a las víctimas potenciales, pero los padres se dejan engañar a menudo por depredadores que, en virtud de su atuendo, están literalmente revestidos de credibilidad.

IDENTIFICAR LAS SEÑALES DE ALERTA

1. Conoce las conductas de depredadores sexuales

Muchos depredadores de menores en línea están buscando explotar a niños y adolescentes. Esto les da ciertas características que podrías notar:

  • Generalmente, los pedófilos son extrovertidos y amistosos. Una persona sumamente amistosa en línea debe tomarse con cautela.
  • Los abusadores de menores constantemente acechan a su presa, es posible que traten de contactar a un niño a quien conocen de su barrio, trabajo o escuela.
  • Sin embargo, los depredadores pueden ser desconocidos o alguien que en verdad conozcas, por lo cual es difícil identificarlos con ello.

2. Conoce el “grooming

El “grooming” es la práctica que utiliza un depredador para ganarse la confianza de un niño. Puede pasar en un periodo corto de tiempo, como una conversación, o puede extenderse por semanas o meses.

  • El depredador es usualmente un adulto. Es posible que mientan sobre su edad para ganar su confianza.
  • Durante el grooming, el depredador intentará establecer una relación con el menor, como sus actividades o hablar de temas que le interesan.
  • Si el depredador se entera que el menor juega algún deporte, es probable que intente averiguar cuándo y dónde juega. Es recomendable que el menor pregunte detalles específicos y que solo fanáticos sepan para saber si el depredador solo finge saber del tema para estar con él.

3. Toma con cautela las invitaciones para conocerse

Si el menor de edad no sabe con quién habla en línea, debe tomar en cuenta las señales para mantenerse a salvo. Durante el inicio del grooming, el depredador intentará verlo en persona. Esto es una alarma.

  • Si dice “en verdad necesito conocerte”, con insistencia, es peligroso.
  • Sobre todo si lo pide en muchas ocasiones, si pasa esto, pregunta sus motivos.
  • Se recomienda que el menor le diga “me gusta platicar contigo, pero me incomoda que me presiones para conocernos. ¿Te molestaría calmarte?”

4. Cuidado con los cumplidos y piropos

Los depredadores en línea tratan de manipular emocionalmente a sus presas ofreciendo cumplidos a su favor.

  • Si el menor de edad tiene fotos publicadas en línea, el depredador puede hacer comentarios favorables de su apariencia. Asegúrate que solo amigos y personas de confianza puedan ver sus fotos.
  • Sospecha de los que le digan a tu hijo o hija que son bonitos y que podrían conseguirle un contrato de moda.

5. Identifica conductas sospechosas

Cualquier cosa que parezca amenazante es una señal de alerta. El depredador intentará asustar a su víctima para conseguir lo que quiere. Si amenaza a su hijo, es necesario eliminar la relación en línea.

  • Una amenaza puede ser algo como “no le digas a tus padres que estamos hablando”.
  • “si no nos conocemos, les diré tus secretos a tus amigos”.
  • Pedir información muy personal también es de sospecharse. El menor nunca debe revelar su teléfono o dirección.

6. Mantente alerta en cambios de conducta de tu hijo o hjia

Si tienes sospechas o preocupación de que tu hijo pueda ser víctima de un depredador, es necesario que prestes atención a lo siguiente.

  • Si notas que su actividad en línea es muy privada.
  • Si se obsesiona con estar en línea
  • Si esconde la pantalla o lo que hace cuando alguien entra al cuarto
  • Si recibe llamadas o mensajes de números o personas que no conoces
  • Si descarga pornografía

CÓMO MANEJAR TU SOSPECHA

1. Habla con tu hijo

Si te preocupa que tu hijo tenga contacto con un depredador, el primer paso es hablar con él. No te enojes, pero muéstrale que estás preocupada.

  • Pregúntale si hay una razón para siempre estar en línea
  • Dile que te preocupa su seguridad y repasen algunos pasos para enseñarle a estar a salvo
  • Recuérdale que puede confiar en ti para lo que sea, demuéstrale que solo quieres lo mejor para él o ella.
  • Asegúrate de que sepa identificar las señales de alerta de un depredador, así como nunca compartir información personal y privada

2. Revisa la computadora

Si sospechas que un depredador está acechando a tu hijo o hija, revisa la computadora y asegúrate de que tienes software de protección, en dado caso de que el depredador busque implantar un software maligno.

  • Analiza con un antivirus su pc, tablet o móvil.
  • Busca descargas sospechosas, material nuevo y pornografía.
  • Asegúrate de hacerlo regularmente, incluyendo computadoras portátiles y tabletas

DÓNDE Y CÓMO DENUNCIAR

Siempre puedes acudir a cualquier comisaría, abiertas las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Denunciar. Portal web de la Policía Nacional España (policia.es)

Agencia De Publicidad, Comunicación, Fotografía Y Diseño Gráfico

Tarifa
2021

Periódico Digital de Málaga
Servicios publicitarios online

Translate »