Andalucía destina este curso 1,35 millones a la bonificación de matrículas de los alumnos de la UNED

Esa cuantía se suma a los 43 millones consignados por la Consejería de Transformación Económica para la compensación de los estudiantes de las universidades públicas de la región.

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades destinará este curso recién iniciado una cuantía de 1,35 millones de euros a la bonificación por rendimiento académico del alumnado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). El Ejecutivo autonómico ha incrementado en un 12,5% el presupuesto reservado a esta finalidad en el curso 2019/2020, cuantificado en 1,2 millones de euros. El pasado año lectivo también se aplicó un alza del 1,8% hasta alcanzar los 1,32 millones, del que se beneficiaron 5.621 estudiantes.

Estos estudiantes de la UNED se acogen a dicha medida, que implica el descuento del 99% del coste de las asignaturas aprobadas en primera matrícula, en las mismas condiciones que las del resto de jóvenes que cursan estudios en las universidades públicas andaluzas. Para poder disfrutar de esta bonificación, se exige que los estudiantes estén inscritos en centros asociados de dicha universidad ubicados en Andalucía y que acrediten su empadronamiento en la región cuando realiza la matrícula, una condición que deben mantener durante todo el curso académico.

La Consejería de Transformación Económica ya aprobó y aplicó el pasado curso universitario la nueva norma que regula la aplicación de la bonificación a este colectivo, con el fin de alcanzar un modelo de gestión eficaz y eficiente y de lograr el máximo impacto de las ayudas.

Dicha norma establece como procedimiento para conceder estos incentivos una convocatoria de ayudas al estudio en régimen de concurrencia no competitiva a las personas que cursan estudios tanto de grado como de máster en dicha institución académica. De acuerdo con esa normativa, la solicitud del incentivo se presenta a través de la UNED, que es la representante del alumnado solicitante. Esta institución académica le aplica la bonificación que corresponda por el rendimiento académico en el trámite mismo de la matriculación y es la  encargada de formular la solicitud por cada uno de los periodos de matriculación que se establezcan durante el curso.

Con carácter general, la compensación se dirige a todos los alumnos no becarios del Ministerio de Educación y que no sean de nuevo ingreso. Como ocurre en las universidades públicas andaluzas, la ayuda concedida consiste en el abono del importe de los créditos aprobados. En el caso de estudios de grado, generarán esa deducción los créditos correspondientes a asignaturas superadas en primera matrícula en el curso anterior al de la convocatoria. En la primera matriculación en estudios de máster, se aplicará la bonificación por los créditos correspondientes a materias superadas en primera matrícula en cualquiera de los dos cursos anteriores.

Acogiéndose a esta medida, un alumno con buen rendimiento puede realizar sus estudios de grado abonando casi únicamente el primer curso, con un ahorro total de hasta el 75% de los costesy realizar un máster prácticamente gratis. Se trata de una ayuda que incentiva el esfuerzo y los buenos resultados académicos y que garantiza la práctica gratuidad de los estudios a quienes aprueben las asignaturas del curso anterior.

Para el curso 2021/2022 la cantidad prevista por la Consejería de Transformación Económica para los estudiantes de las universidades públicas andaluzas se eleva a 43 millones, lo que supone un 3,86% de incremento con respecto al año académico anterior, cuando se consignó una partida de 41,4 millones para un total de 103.537 estudiantes.

Otras medidas de apoyo a la enseñanza universitaria

Además de esta actuación, la Consejería de Transformación Económica viene apostando en esta legislatura por la congelación de los precios públicos, una decisión que convierte a Andalucía en una de las regiones con la política de precios públicos más asequibles del sistema nacional, por detrás de Galicia y las Islas Canarias.

De acuerdo con esa congelación, en la comunidad el crédito del grado en primera matrícula se establece en 12,62 euros y en 13,68 euros el de máster (tanto habilitante como no) también en primera matrícula, unos precios que suponen un nivel de cobertura del 15% del coste real de esos estudios.

Junto a esta política de precios públicos bajos, la región también ofrece otras facilidades que persiguen garantizar el acceso a la educación superior y la igualdad de oportunidades. Así, el Ejecutivo autonómico da a los estudiantes la oportunidad de abonar el importe de las enseñanzas que cursan de manera fraccionada hasta en ocho plazos.

Asimismo, con carácter excepcional, la Consejería de Transformación Económica autoriza a las universidades a establecer, de manera individualizada y con el fin de atender las especiales circunstancias económicas que presenten los alumnos, un procedimiento de pago diferente, de manera que la falta de abono no implique el desistimiento automático de la matrícula. En el caso de las familias perceptoras del Ingreso Mínimo Vital, así como por familia numerosa de categoría especial por discapacidad, víctimas de terrorismo o de violencia de género, se las exenciona del pago de tasas.

Además del coste de la actividad docente, las universidades públicas andaluzas no incrementarán tampoco los precios de sus servicios administrativos, tanto de evaluación y pruebas como de expedición de títulos y tasas de secretaría.

Asimismo, la Consejería transfiere 2,5 millones de euros a las universidades para ayudas al estudio, con los que estas atienden de manera individualizada situaciones económicas o académicas sobrevenidas de estudiantes que no tienen derecho a la beca del Ministerio de Educación. El objetivo es que ningún alumno se vea obligado a abandonar los estudios por razones económicas.

Al margen de estas iniciativas, la Junta también concede un complemento autonómico del programa Erasmus+ con el fin de reforzar la igualdad de oportunidades en la movilidad académica europea, se dirige al alumnado universitario y permite que la aportación de la Junta de Andalucía sea de hasta 450 euros al mes durante un máximo de nueve. Para el nuevo curso se dotará la medida con 11,92 millones de euros. A esto se suman las ayudas contempladas para la acreditación de idiomas de nivel B1 o superior en una lengua extranjera.

Translate »