Taburete, pura adrenalina en Starlite Catalana Occidente, entusiasma al público de La Cantera

La energía imperiosa, la adrenalina que destila Taburete, se contagió sin remedio entre el público de Starlite Catalana Occidente. La banda, una de las más importantes del pop nacional, pisaba por cuarto año consecutivo el festival Starlite Catalana Occidente, un lugar en el que afirman sentirse «como en mi casa», y donde sus seguidores le acogen siempre con un entusiasmo ejemplar, contando todas y cada una de sus estrofas a voz en grito.

Con su gira ‘La Furyo Infinita’, Taburete realizó un recorrido por los temas más exitosos de su carrera, intercalados con canciones de su último disco ‘La broma infinita’, un trabajo que vio la luz a principios de año y con el que van a embarcarse «en la gira más larga de nuestra vida, son 40 conciertos este verano. Para que esto pase hay mucha gente trabajando, gente que se merece un fuerte aplauso, por favor, dádselo. Otro a Simón, nuestro batería que es su cumpleaños y lo está celebrando con nosotros».

El público no lo dudó y, de manera espontánea se arrancó a cantar el Cumpleaños Feliz al integrante de su grupo favorito. «Otro aplauso a nuestro productor, Edu, que se ha currado este disco nuevo y por ultimo y más importante, para todos vosotros que nos escucháis día a día y nos dejáis entrar en vuestras vidas cuando oís nuestras canciones. Cuarto año consecutivo en Starlite, en esta cantera tan espectacular, en Marbella. Esto es increíble. Muchas gracias».

Entre el escogido repertorio, el grupo incluyó títulos como ‘Por lo que pueda pasar’, ‘México D.F.’, ‘Kaiserslaurten’, ‘Foto en blanco y negro’ o ‘Madame Ayahuasca’, con los que el público enloqueció y vibró con todo su ser, en una especie de comunión entusiasta con sus ídolos musicales.


‘Mariposas’ y ‘Abierto en vena’, que fue el preludio de la presentación de toda la banda, ‘Walter Palmeras’ o ‘Amos del piano bar’ elevaron la experiencia del Auditorio, convertido en una auténtica fiesta para celebrar la música de Taburete «es nuestro cuarto disco, hay mucha gente que pensaba que esto era una broma, que no llegaríamos a nada, pero aquí estáis vosotros demostrando que estaban equivocados».

Después de un concierto eléctrico, Taburete inició los bises con la archiconocida ‘Bohemian Rhapsdy’ de Queen, que transicionó a ‘John Ford’, una balada incluida en su último trabajo, que cuenta con letra y música de Guillermo Bárcenas. Continuó con ‘Belorofón’, ‘Sirenas’ y el hit ‘Caminito a Motel’. El punto final al imponente concierto lo puso un fragmento de ‘La vida es un carnaval’, de Celia Cruz y el mensaje gamberro de la banda: «sean malos, pásenlo bien», además de expresar su deseo «de volver también el próximo año a Starlite Catalana Occidente».

Translate »

Compare