Susana Díaz acuerda aunar esfuerzos con la Federación de Viudas para evitar que sus pensiones salgan del régimen general

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha acordado con la Federación de Asociaciones de Mujeres Viudas de Andalucía «aunar esfuerzos, coordinarse y trabajar de manera compartida» para evitar que las pensiones de viudedad tengan un tratamiento diferenciado o se conviertan en no contributivas en la reforma del sistema que planea el Ejecutivo central.

Tras la reunión, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado que en Andalucía son más de 388.000 las personas que cobran una pensión de viudedad, el 92% de ellas mujeres, con una cuantía de poco más de 600 euros de media.

Sánchez Rubio ha expresado la «preocupación» del Gobierno andaluz porque «finalmente cualquier reforma que se produzca vaya a recaer en las pensiones de viudedad», cuyas beneficiarias tienen dificultades no solo para llegar a final de mes, sino incluso para la subsistencia.

«Bajo ningún concepto se pueden cuadrar las cuentas de la seguridad social con las pensiones de viudedad», ha advertido Sánchez Rubio, que ha apostado por que cualquier reforma se aborde en el seno del Pacto de Toledo.

La postura del Gobierno andaluz pasa por que se respeten los «derechos cotizados» de los cónyuges, de tal forma que estas pensiones no se conviertan en «no contributivas» ni se les dé, por tanto, un «tratamiento diferenciado».

Translate »