Emergencias 112 Andalucía coordinó en 2014 casi 3.600 incidencias relacionadas con incendios de viviendas

El servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta, ha coordinado 948 emergencias relacionadas con incendios en viviendas en la provincia de Sevilla durante el pasado año 2014, lo que supone un 26,34% de las 3.599 registradas en toda Andalucía.

En la primera quincena del mes de enero de 2015, coincidiendo con la última ola de frío vivida en la comunidad, el Teléfono Único de la Junta ha gestionado 73 emergencias de este tipo en la provincia.

Emergencias 112 ha puesto en marcha una campaña de divulgación y prevención con el objetivo de concienciar a la población sobre cómo prevenir y actuar ante este tipo de sucesos. En redes sociales, se ha incrementado e intensificado el número de mensajes de autoprotección, desde Twitter con el hashtag #StopsFuegos y desde la página oficial de Facebook (www.facebook.com/E112Andalucia). Además, se emplearán otros formatos informativos (reportajes, entrevistas, etc.) con idea de llegar al mayor número de colectivos posible.

Por meses, los invernales son los que acumulan un mayor número de emergencias relacionadas con los incendios de viviendas, periodo en el que las temperaturas bajan y es más frecuente el uso de aparatos de calefacción, braseros de picón, de gas, eléctricos, etc. Diciembre ha sido el mes con más actividad de este tipo, con 125 avisos, seguido de enero, con 91; el mes con menos emergencias por incendios de vivienda fue agosto, con 60 incidencias.

En el recorrido provincial, Sevilla es donde se ha registrado el mayor número de incendios en viviendas durante el pasado año, seguida de Cádiz con 626, Málaga (590) y Granada (482). Las provincias con menor número de incidencias de este tipo han sido Jaén (277), Córdoba y Huelva (ambas con 231) y, por último, Almería (214).

Recomendaciones de seguridad

Emergencias 112 Andalucía recomienda que se realice un buen uso y mantenimiento de enchufes e interruptores. Hay que usar enchufes con toma de tierra para aquellos electrodomésticos que lo precisen, como ocurre con las planchas o los calentadores portátiles y no usar alargaderas o enchufes múltiples.

Los visillos, cortinas o ropas de camillas deben estar alejados de los focos de calor y es necesario tener especial cuidado con los niños, evitar que jueguen en las zonas cercanas. Si la calefacción que se emplea desprende gases, la estancia tiene que estar bien ventilada, para evitar la intoxicación por monóxido de carbono.

En la cocina, se recomienda no colocar productos de limpieza, líquidos inflamables, ni bolsas de plástico cerca de las fuentes de calor (fuegos, hornos o calentadores) y evitar la acumulación de grasa en hornillas y campanas extractoras. Es especialmente importante vigilar la fecha de caducidad de las conducciones de gas, para asegurar que estén en perfecto estado y dejar libre las rejillas de ventilación.

Desde el Teléfono Único de la Junta se recuerda que hay ciertos lugares de la casa que requieren una especial vigilancia, como los garajes y trasteros; en ellos se suelen almacenar grasas, disolventes, pinturas, etc. por lo que son focos potenciales de incendios. Es especialmente recomendable tener a mano un extintor y conocer su manejo. Y, por último, ante cualquier emergencia, llamar rápidamente al teléfono 112, un servicio que funciona las 24 horas, los 365 días al año.

Cómo actuar en caso de incendio

Emergencias 112 Andalucía recomienda también una serie de acciones y medidas que se deben adoptar en caso de sufrir un incendio en la vivienda al objeto de huir del fuego y evitar daños personales. Si se declara un incendio en un domicilio, es importante mantener la calma y llamar al 112 tan pronto sea posible. Si hay fuego en el interior y se puede salir, se debe huir rápidamente y cerrar tras de sí todas las puertas y ventanas que se puedan. Hay que cerrar la puerta de la casa y darle la llave a los Bomberos en cuanto lleguen.

Si hay humo denso, gatear manteniéndose lo más cerca del suelo y respirar si es posible a través de un pañuelo húmedo. No hay que detenerse a recoger objetos personales, es importante ponerse a salvo cuanto antes.

Compruebar siempre las puertas antes de abrirlas: revisar que no sale humo por las rendijas y que no están calientes. En caso de que sea así, no deben abrirse. Bajar por las escaleras hasta la calle siempre que no haya humo en el hueco de la escalera y nunca utilizar los ascensores.

Si hay fuego en casa y no puede salir, hay que protegerse del fuego cerrando todas las puertas existentes con el fuego. Intente refugiarse en una habitación que tenga salida a la calle para facilitar el rescate a los bomberos. Poner ropa mojada en las rendijas de las puertas para impedir el paso del humo. Llamar al 112 y asómese al balcón o a la ventana para hacerse visible.

Si se incendia la ropa, no hay que correr. En su lugar, debe tumbarse en el suelo y rodar sobre sí mismo hasta sofocar las llamas.

Nunca hay que intentar volver a entrar en la vivienda que está ardiendo bajo ningún concepto. Ha de tenerse establecido un plan de salida de su domicilio en caso de incendio y acordar un punto de encuentro en el exterior para reunirse allí con todos los miembros de la familia. Compruebar que todos están allí en caso de emergencia.

Más noticias relacionadas

Translate »

Compare