El Congreso de los diputados debate la prórroga del estado de alarma solicitada por el gobierno de Pedro Pedro Sánchez

El presidente del gobierno solicitará su ampliación 15 días más hasta el próximo 7 de junio.

Casado condena los escraches y censura la «hipocresía» de aquellos que los llamaban «jarabe democrático» cuando anteriormente les hacían lo mismo al anterior gobierno del PP.

El líder del PP, Pablo Casado, ha culpado este miércoles en el Pleno del Congreso al jefe del Ejecutivo de haber «fracasado» en la gestión de la crisis del coronavirus, dejando un «erial» y le ha advertido que solo suya es la responsabilidad. Tras apelar a la España de los balcones que se quiere levantar, le ha solicitado «cambiar el rumbo para evitar el naufragio» después de haber «sobrepasado los límites en un abuso insostenible de la excepcionalidad constitucional».

«Después de dos meses otorgándole los máximos poderes que nunca se habían dado desde la oposición al Gobierno, su balance de gestión de esta crisis es un erial. Y suya toda la responsabilidad porque no ha querido contar con nadie en ningún momento. Por eso se le recordará y la historia, al contrario de lo que decía su admirado Castro, no le absolverá», ha proclamado Casado.

En debate de la quinta prórroga del estado de alarma, Casado ha recordado que Sánchez es el presidente del Gobierno «con menos apoyo electoral de la historia de la democracia» y ha agregado que «quizá por ese delirio de grandeza reclama un estado de alarma indefinido que limita las libertades democráticas de los españoles».

Sin embargo, ha recalcado que existe un plan alternativo y ha añadido que el PP se lo ofreció hace dos semanas. Ese plan B, ha proseguido, permite «garantizar la salud sin arruinar» la economía y vulnerar las libertades.

Translate »

Compare