De la Torre defiende la pujanza de Málaga y una política municipal que ayude a recuperar la moderación en España

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha defendido este domingo la notoriedad y relevancia internacional de la capital malagueña, una ciudad «deseada, reconocida y prestigiosa»; y ha apostado por que el discurso público «cambie de tono cuando antes», considerando que «quizá la política municipal ayude a recuperar la moderación que España necesita en este momento crucial».

En su mensaje de Año Nuevo, ha ofrecido en Canal Málaga desde el convento de San Andrés, De la Torre ha reflexionado sobre la ciudad y sus retos, «que son los retos de España y de Europa en un mundo de cambios acelerados donde las ciudades tenemos mucho que hacer y también mucho que decir».

Ha recordado la inauguración del Centro Europeo de Innovación y Desarrollo de Vodafone y del Centro de Ingeniería de Ciberseguridad de Google, y que la revista Forbes, «basándose en un estudio de InterNations, situó recientemente a nuestra ciudad como la mejor del mundo para vivir».

«Málaga, al sur del sur, sigue ganando notoriedad y relevancia internacional. Por méritos propios, se ha convertido en una referencia, lo cual es motivo de orgullo y crea oportunidades al alcance de todos, empezando por los jóvenes», ha dicho el regidor.

Al respecto, ha apuntado que estas oportunidades «seguirán incrementándose con herramientas como la Universidad de Málaga y la oferta privada que está a punto de llegar, también Escuela 42, y nuevos centros de Formación Profesional, y la Fundación Innova Instituto Ricardo Valle».

Ha reseñado que entre enero y noviembre, «sólo las provincias de Madrid y Barcelona han superado a la de Málaga en creación de empresas» y que la ciudad es el destino «que más crece en pernoctaciones entre las grandes ciudades de España».

«El turismo, junto a la cultura y la innovación, es uno de nuestros tres pilares. Seguimos empeñados en aumentar su calidad estimulando la apertura de nuevos hoteles de máxima categoría y mediante la ordenanza de convivencia ciudadana, que ha entrado en vigor recientemente», ha señalado.

De la Torre también ha resumido la gestión municipal durante este año, destacando el presupuesto para 2024 con más de 1.000 millones de euros; y el Plan de Vivienda y Suelo aprobado, que contempla 8.900 nuevas viviendas, 4.100 de ellas protegidas, destacando las promociones para jóvenes y para mayores.

Ha recordado las mejoras en distritos, la adjudicación de la adecuación del Campamento Benítez y el final de la obra del Parque de San Rafael; así como el impulso al auditorio, «para el que prevemos una financiación municipal plurianual de 23 millones de euros hasta 2027 y también contamos con el compromiso de la Junta de Andalucía, la Diputación e importantes empresas malagueñas».

Se ha referido a las aportaciones para la rehabilitación del tejado de la Catedral –4,5 millones– y para la obra del paseo marítimo de Pedregalejo –3,4 millones en 2024–, y ha aludido al acuerdo con la Fundación La Caixa para la construcción del CaixaFórum, «que abrirá sus puertas en 2026 frente a la comisaría de la Policía Nacional».

Sobre el convento de San Andrés, desde donde ha transmitido este mensaje, ha señalado que esta construcción es «ahora un espléndido equipamiento municipal cuya cuidada rehabilitación integral ha terminado este año tras casi 5,7 millones entre recursos municipales y el 1,5% cultural a través de los ministerios de Fomento y Transporte».

Igualmente, ha recordado el trabajo en la red de 15 economatos y las subvenciones convocadas, que se han renaturalizado y puesto en servicio las bermas del Guadalmedina como zona de esparcimiento y el aumento de efectivos de Policía Local y Bomberos, a los que ha reconocido su trabajo.

Ha destacado el apoyo obtenido en las elecciones municipales, pero ha apuntado que «el rumbo de la ciudad va más allá de lo que un partido político concreto pueda plantear, y está recogido en el plan estratégico».

El alcalde se ha referido a la reunión con representantes de 25 municipios de la provincia «para poner en común las necesidades que compartimos, cuya solución debemos abordar con visión de conjunto» y ha considerado que deben repetirse para que otras administraciones sepan «cuáles son las prioridades del territorio».

«Agua, movilidad sostenible y vivienda son temas en los que llegaremos mucho más lejos y seremos más eficientes si trabajamos de forma coordinada», ha abogado.

CLAVE NACIONAL

En clave nacional, ha dicho que Pedro Sánchez ha sido investido presidente «legítimamente» y que Málaga seguirá trabajando «lealmente con el Gobierno de España, como con el de Andalucía, en todo aquello que requiera colaboración».

«Pero tan legítimo es lograr esa investidura en amalgama como discrepar de los medios con los que se ha hecho realidad. Porque había una alternativa que ni siquiera se ha explorado: alcanzar un gran acuerdo entre los dos principales partidos, PP y PSOE, un Gobierno de concentración que habría fortalecido la democracia y los consensos básicos pactados en la Transición», ha señalado.

En su lugar, ha lamentado, «un partido que no ha ganado las elecciones ha levantado un muro, cito textualmente, para dividir España en dos mitades, lo que nos retrotrae a momentos de nuestra historia que creíamos superados», ha apuntado, «gracias a la Constitución».

«Dentro de no demasiado tiempo, cuando veamos con perspectiva y en frío lo que ha ocurrido este año, nos parecerá aún más grave que ahora. Me atrevo a pronosticar que quienes han aplaudido la amalgama como un triunfo para la democracia no lo tendrán tan claro al comprobar sus consecuencias a largo plazo», ha augurado.

Para De la Torre, «lo que hemos visto este año en el Congreso de los Diputados no contribuye a restablecer la confianza de los ciudadanos en la política; más bien al contrario, genera recelos e incrementa la desafección».

«La política no es un problema, sino la única forma de solucionar los problemas satisfactoriamente, de institucionalizar la convivencia. Una solución integradora y siempre respetuosa con los rivales. Es decir, respetuosa con quienes no piensan como nosotros. Porque hablar de muro no es retórica inofensiva, sino dibujar dos bandos enemistados», ha dicho.

Según el alcalde, «por fortuna para los españoles, los bandos y los enemigos se acabaron en 1978 y eso nos abrió las puertas de Europa. Antes de nuestra pertenencia a uno u otro partido está nuestra condición de demócratas, lo que nos une elementalmente. Sin esos cimientos no es posible avanzar», recordando el mensaje de Navidad de Felipe VI.

«Como sostuvo el rey, fuera de la Constitución no hay un proyecto de país viable; ser desleal a la Constitución es tanto como erosionar el bien común y el interés general. Somos un Estado social y democrático de derecho gracias a los amplísimos acuerdos alcanzados en la legislatura constituyente, que se plasmaron en la Carta Magna. Ponerlos en cuestión, minar la separación de poderes y gobernar bajo la amenaza de quienes quieren acabar con la España que conocemos es un error. Un error legítimo, pero un inmenso error», ha dicho.

De la Torre ha asegurado que el ámbito local «no vive de manera tan intensa la polarización» y que parte de esa tensión «procede de la proyección de la política como un espectáculo en el que la emoción se impone sobre la razón y eleva las voces en exceso». Por eso, ha considerado que los ayuntamientos, «administraciones más cercanas a los ciudadanos, tenemos que ser las primeras en dar ejemplo».

Ha agradecido a los malagueños su contribución y les deseado que los objetivos compartidos «se hagan realidad: la inclusión social, accesibilidad universal, igualdad, erradicación de la violencia machista y envejecimiento activo». «Que os acompañe la solidaridad, entendimiento, concordia, prosperidad, salud, educación de calidad como base del conocimiento y de todo progreso y del empleo bien remunerado», ha finalizado.

Translate »