Moat e Hyperion ganadores de la Ibiza JoySail 2022

Se ha establecido el récord Palma-Ibiza y celebrado diferentes recorridos en aguas de Ibiza y Formentera

La Ibiza JoySail 2022 ya tiene vencedores. El Moat en la categoría Performance y el Hyperion en la categoría World Cruising se han coronado en esta segunda edición de esta regata superyates, que se ha convertido en tan solo dos años en un referente mediterránea.

El Moat es un Swan 155 del armador argentino Juan Ball, el año pasado fue el vencedor en una clase única y este año lo ha hecho en la Performance en la que han participado siete unidades de entre 70 y 155 pies de eslora. De esta forma el Moat, patroneado por Guillermo Parada y con el español Juanlu Páez a la navegación ha revalidado el título conseguido en 2021, siendo así el claro referente en esta regata y donde consiguió además el récord de la travesía entre Palma e Ibiza con un tiempo de 7 horas, 5 minutos y 30 segundos. Su gran rival ha sido el otro barco ‘regatero’ el All Smoke, un SW-RP 90, que ganó la última prueba por tan solo 40 sobre el Moat, en un final apasionante. Mientras que el Sapma, un Swan 80 fue una de las sorpresas al acabar cuarto en la general al superar en la última jornada al Bella 2, un Y90, que hacía su primera regata en Ibiza tras salir del astillero. El otro Swan80, el Dark Horse, ganaba la última prueba de la Ibiza JoySail y que ha ganado tres de las cuatro pruebas -no terminó la Palma-Ibiza, de haber sido así le hubiera disputado al Sapma el título Corinthian.

El Hyperion era el barco más grande de la flota, un Frers 155, ha finalizado invicto la Ibiza JoySail en World Cruising. El barco americano ha ganado las cuatro mangas celebradas, tanto la regata larga como las tres costeras en aguas Pitiusas. El Windrose of Amsterdam con Javier ‘Bubi’ Sansó, que con un Dystra 152, ha estado luchando durante toda la regata con el Bliss, un YD 120, que el año pasado acabó segundo y este año tercero.

En esta cuarta y última jornada de la Ibiza JoySail 2022 el Comité de Regatas estuvo dilucidando si dar la vuelta a Formentera de 36 millas o un recorrido costero con paso por el islote de Espardell. Finalmente, y debido a la meteorología con lluvia y vientos que no aseguraban una vuelta rápida, optaron por este segundo recorrido costero entre las islas de Ibiza y Formentera con varios chubascos y vientos que llegaron a soplar entre 18 y 20 nudos del suroeste.

De esta forma se cierra una brillante edición de la Ibiza JoySail que volverá entre finales de verano y principios de otoño de 2023.

La Clase J vista la Ibiza JoySail

El impacto que está teniendo la Ibiza JoySail entre los superyates ha hecho que la Clase J se esté planteando estar en la próxima edición en la regata.

El secretario de la Clase J, Stuart Childerley, estuvo presente en el evento y se fue con todo lo que necesitan estos espectaculares barcos para estar. Explicó que “he estado observando todo el montaje de la regata Ibiza JoySail y se puede ver que hay un verdadero esfuerzo para asegurarse de que los competidores y los barcos tienen todo lo que necesitan” y añadió que “es un gran evento, lo tiene todo. Es una ciudad encantadora, Marina Ibiza cuenta con grandes instalaciones y los organizadores están haciendo un gran trabajo de promoción del evento.” En noviembre los propietarios de Clase J decidirán las sedes a las que irán en 2023 e Ibiza está en las quinielas.

MEDIAKIT PUBLICITARIO MALAGAES 2022