16 Jan 2010

Carlos Sainz se juega el Dakar con Al-Attiyah

El madrileño sólo pudo acabar cuarto en la antepenúltima jornada del mítico 'raid', a 3:53 de 'Monsieur Dakar', que sumó su cuarta victoria, mientras que cedió 2:32 con su compañero de equipo, segundo y que atacó para mantener sus opciones de victoria, aunque Sainz le acusó de poca deportividad al final de la etapa por haberle golpeado en un adelantamiento y haberse puesto a levantar polvo delante de él para impedirle la conducción.

Con todo, a falta de una jornada, el madrileño deberá defender en los 206 kilómetros de especial sobre pistas muy rápidas entre Santa Rosa y Buenos Aires, una renta de 2:48 sobre Al-Attiyah, que en ningún momento de la prueba ha perdido la esperanza y se plantará en la jornada decisiva con opciones de victoria, ya que el domingo la caravana simplemente dará un paseo final.

El español, que salía con más de cinco minutos de ventaja sobre el qatarí, se vio perjudicado en parte por tener que abrir pista y tuvo problemas en las dunas, lo que favoreció a su rival, agresivo en todo momento y que en el primer paso cronometrado por el kilómetro 50 ya había arrebatado más de un minuto al español.

A partir de ahí, el bicampeón del mundo de rallys logró detener la pérdida de tiempo, aunque continuó cediendo valiosos segundos en favor de su compañero de equipo, superado por Peterhansel a partir del kilómetro 166.

Sainz perdía al paso por ese punto menos de minuto y medio y procuraba no cometer errores innecesarios que le pudiesen costar la carrera. Al-Attiyah volvió a apretar en el tramo final y aumentó la renta y la emoción de cara a el sábado, donde el madrileño tendrá que controlar al qatarí, que se jugará el todo por el todo.